Qué significa una ciudad industrial

Dado que nuestro estilo de vida se ha convertido en una estructura orientada al consumo, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en la carretera o en el trabajo. Se establecen zonas industriales organizadas para resolver el problema del transporte desde el hogar al trabajo, y se construyen muchas casas cerca de estas zonas. Este asentamiento toma el nombre de Ciudad Industrial, que a menudo escuchamos.

Entrada a la Ciudad Industrial

La industria es una estructura socioeconómica no agrícola y orientada a la industria. En los siglos XVIII y XIX, la dinámica de la ciudad comenzó a cambiar como consecuencia del proceso de industrialización y los efectos de la revolución industrial, que comenzó en varios países del mundo a partir de Europa.

Con la entrada de la industria en la ciudad, el orden social ha cambiado y han surgido nuevas formas en los asentamientos. El proceso de industrialización es uno de los componentes más importantes que acelera el aumento de la población en la ciudad y desencadena la migración del campo a la ciudad.

Junto con la revolución industrial la mecanización agrícola comenzó y la producción se ralentizó. El poder económico obtenido de la tierra comenzó a disminuir con el tiempo. Esto provocó que la población gravitara hacia las ciudades y se concentrara en la periferia de la industria.

Ciudad industrial

Ciudades industriales, en su mayoría evitando el comercio y la agricultura, la producción industrial. Tiene una estructura socioeconómica de apoyo y orientada al capital. Cuando miramos el tejido físico de las ciudades después de la revolución industrial, se ve una urbanización donde el espacio público y las áreas residenciales están separadas entre sí, y el pequeño número de asentamientos alrededor de los grandes terrenos industriales ha comenzado a hacerse cada vez más evidente en los primeros años.

Es posible que la población, la mayoría empleada en las fábricas, se preocupe por mantener cerrados sus lugares de trabajo y sus espacios de vida. Las funciones estructurales construidas en la ciudad y las necesidades de la sociedad urbana difieren de las vistas en las ciudades preindustriales.

La importancia de las redes ferroviarias y del transporte se ha vuelto inevitable para mantenerse en contacto con otras ciudades en ciudades industriales y para procesar productos agrícolas en fábricas en áreas rurales.

Con el tiempo, las fábricas se descentralizaron y se retiraron del núcleo de la ciudad y de las zonas residenciales con la decisión de trasladarse hacia la periferia de la ciudad. Esta situación provocó problemas de transporte. La sociedad urbana, que ha evolucionado hacia un estilo de vida orientado al consumo, pasa la mayor parte de su tiempo en la carretera o en el trabajo. La producción, las relaciones humanas amistosas y los valores culturales que se ven en las comunidades rurales han comenzado a debilitarse en las sociedades urbanas con la industrialización.

Por ello, se están estableciendo zonas industriales organizadas, y se pretende eliminar el problema de acceso al trabajo mediante la construcción de muchas viviendas cerca de estas zonas. En el pasado, el transporte a las ciudades industriales creaba muchos problemas, pero hoy en día la vivienda se ha trasladado a las cercanías de la fábrica, donde las oportunidades laborales son mayores.