La practica de la religión en los animales

Si estudias religión con la mente de un antropólogo, te das cuenta de que la religión no es siempre o incluso principalmente sobre creencias y textos; y que no se base en el lenguaje. Se trata de sentimientos de asombro y admiración; sobre la voluntad de vivir con satisfacción en relación con la situación en cuestión; sobre rituales compartidos y relaciones sociales; de disfrutar los placeres liminales del juego; y acerca de darle un sentido al mundo en el que vives a través de los sentimientos y no de las ideas. Puede o no implicar lo que los humanos llamamos ética: empatía y reciprocidad. Es agradable cuando lo es, especialmente para los humanos adultos. Pero los bebés humanos practican la religión antes de que tengan idiomas. Ttambién lo hacen los animales, a veces en formas avanzadas, dadas sus formas de inteligencia (kinestésica, auditiva, visual). La práctica de la religión surgió evolutivamente y existió mucho antes de la aparición del homo sapiens. La religión humana es una tardanza.

Las expresiones actuales de las religiones humanas coexisten y coevolucionan con expresiones continuas de otros animales, no tan explicitas como hacer una oracion san miguel arcangel o rezar 3 padres nuestros, van mucho mas allá de eso. El diálogo interreligioso entre los seres humanos debe ampliarse para incluir escuchar y apreciar el lado espiritual de otros animales, teniendo en cuenta que de alguna manera su “práctica de la religión” puede ser mucho más saludable que las prácticas humanas. Con este fin, los estudios en etología cognitiva pueden jugar un papel importante, al igual que los estudios en psicología animal. Informado por dichos estudios, y también por el tiempo que pasamos en presencia de animales, el diálogo interreligioso se extiende correctamente a la cooperación entre especies, de modo que aprendemos a vivir con otros animales del planeta. Aprendemos de ellos y los consideramos nuestro Compañeros, mentores y ancianos. De hecho, como lo dice un teólogo cristiano, pueden ser sacerdotes para nosotros.

En este espíritu de respeto por los animales, los humanos podemos evolucionar en las direcciones tan importantes para el planeta. Podemos encontrar nuestro camino hacia el proceso que los teólogos y muchos otros denominan civilizaciones ecológicas, donde el bienestar de toda la vida, no solo la vida humana, se convierte en nuestra medida de bienestar, espiritual y social. El punto no es simplemente que los animales nos necesiten para nuestra protección, es que los necesitamos para compañía y guía. Sin ellos estamos perdidos.

En Afectos religiosos: Animalidad, Evolución y Poder

Se rechaza la tendencia euroamericana de equiparar religión con creencia, texto e idioma. La religión es algo que sentimos y expresamos con todo nuestro cuerpo y una vez que nos damos cuenta de esto, somos libres de ver la religión en otros animales en ciertos casos de sus prácticas corporales y emocionales. Los animales que pueden no imaginar a Dios o espíritus pueden conectarse con “cosas de poder en el mundo” de manera religiosa. La religión animal, es más que un giro de la frase. La religión animal significa que los animales tienen religión.

Leave a Reply