La manera de reconfortar a los enfermos terminales mediante los cuidados paliativos

Los cuidados paliativos siempre serán una excelente opción cuando nosotros o quizás un ser querido presenta una enfermedad terminal. A continuación comentamos la manera en  la que funcionan los cuidados paliativos y cómo se puede seleccionar alguno de sus programas.

Suele ocurrir que al momento de ser diagnosticado con una enfermedad terminal y ya se han agotado todas las opciones de tratamiento, es posible considerar el cuidado de un hospicio. Ante tal situación es importante averiguar la manera en la que funciona el cuidado de hospicio y cómo podría proporcionar la comodidad y el apoyo.

¿De que se tratan los cuidados para pacientes terminales?

El cuidado de hospicio se encuentra dirigido para personas que se encuentran acercándose al final de sus vidas. Estos servicios suelen ser proporcionados por un equipo de profesionales de la salud quienes se ocupan de maximizar la comodidad para aquellas personas que padecen una enfermedad terminal con el fin de reducir el dolor y de atender sus necesidades físicas, psicológicas, sociales y espirituales.

Dicha opción funciona también para ayudar a las familias, ya que el cuidado de hospicio también le proporciona asesoramiento, cuidado de relevo y apoyo práctico al familiar.

Distinto a otros cuidados médicos, el enfoque del cuidado de hospicio no se encuentra en curar la enfermedad subyacente, contrariamente su objetivo recae en garantizar la mejor calidad de vida posible durante el tiempo que le reste de vida.

¿Para quienes son los beneficios de los cuidados paliativos?

El cuidado de hospicio se enfoca en las personas que presentan enfermedades terminales y una expectativa de vida no mayor a seis meses. Pero el cuidado de hospicio también es posible proporcionarlo siempre y cuando el médico y el equipo de cuidados de hospicio de la persona hayan certificado que la afección continúa limitando su vida.

Un gran número de personas que reciben cuidados paliativos tienen cáncer, mientras que otras padecen de enfermedad cardíaca, demencia, insuficiencia renal o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Cuando se realiza una inscripción temprana en el cuidado de hospicio, eso ayudará a vivir mejor y a vivir más tiempo. Con el cuidado de hospicio se disminuye la carga sobre la familia, pero también se disminuye la probabilidad de que la familia tenga un período de luto bastante complicado ya que prepara a los miembros de la misma para la muerte de su ser querido.

Así mismo, el hospicio también permite que un paciente pueda ser atendido en una institución por un período de tiempo, no porque el paciente así lo requiera, sino porque el cuidador de la familia necesita de un descanso. A tal acción se le conoce como cuidado de relevo.

Lugar en dónde es brindado el cuidado para pacientes terminales

Gran parte de este tiempo es proporcionado en el hogar y generalmente algún miembro de la familia oficia de cuidador principal. Pero, este tipo de cuidado de hospicio también se encuentra disponible tanto en hospitales, como en asilos de ancianos, instituciones de vida asistida y centros de hospicio especializados.

En realidad no tiene importancia de dónde se proporcione el cuidado de hospicio, ya que en oportunidades se hace necesario ser admitido en un hospital. Por ejemplo, si llegase a ocurrir que el equipo de cuidados de hospicio no se encuentra en la capacidad de controlar un síntoma en el hogar, podría hacerse necesaria una hospitalización.