Ganadería: El delicado arte de integrar tiempo, pasión y amor

Existen oficios que no son exclusivos de determinadas zonas del mundo pues forman parte del gusto y de la dedicación que cada uno ponga en ello, en la que también cuentan los niños, que desde muy pequeños suelen tener la semilla de muchas pasiones, como por ejemplo la ganadería.

Desde pequeños, están asimilando conocimientos y de allí pueden discernir lo que sí, o lo que no les agrada. Descubrir que les apasiona a temprana edad podría hacer que su futuro se encuentre de una vez definido, esa belleza natural de cada animal, su importancia y beneficios mutuos marca la pauta.  

¿Cómo cultivar el interés?

Alrededor del mundo se han desarrollado programas donde se les enseña a los niños en qué consiste el trabajo ganadero, cuáles son las partes del ganado, cómo se comportan, su alimentación, y cómo tratarlos pues los animales tambien sienten. El vínculo que se puede crear entre un niño y un animal siempre se ha conocido que es bastante fuerte,  por lo que se establecen lazos inquebrantables de respeto y amor hacia lo que se hace y por añadidura, se le pierde el miedo al oficio.

Los programas que se han venido desarrollando también incluyen asesoramiento técnico y práctico para las áreas en que se requiera del arreo, la contextura del animal, el dia a dia en la zona del animal, y la convivencia con ellos, así como sus ventajas y desventajas

La finalidad de dichos talleres es desarrollar un carácter crítico acerca del cuidado y manejo de la ganadería, pues a través del conocimiento, los mismos animales te van dando la pauta para su crianza. Es como encontrarse en un taller de joyería, donde el material te va enseñando, te va orientando el camino para trabajarlo, es como un trabajo cuerpo a cuerpo, un detalle que dia a dia te brinda la pieza.

Siguiendo este ejemplo de lo que realizan en los talleres de joyería, traemos a colación el trabajo de Alba Tous con sus piezas, un trabajo que ha requerido de años, amor y entrega, donde cada detalle hace la diferencia de la experiencia que ha adquirido durante los 30 años en el negocio joyero.

Así es la ganadería, un trabajo de detalles y de expertos, que labra el futuro de muchos en el sector cuyas bases son los valores y el respeto. Los programas de formación ganadera brindan la posibilidad de apoyarse entre los que van aprendiendo el oficio una vez que ya han terminado su formación y deciden emprender el camino.

¿Entonces la ganadería deja de ser lucrativa?

Generalmente las personas que practican la ganadería no lo hacen solos, inician desde pequeños con la familia y en ese entorno van desarrollándose y es la razón por la que en su mayoría no lo ven como un trabajo lucrativo aunque lo sea. La visión de dicho oficio es aprender dia con dia, con respeto a lo que se hace en el campo y por ende a la naturaleza.

Leave a Reply